Politicas Institucionales

  • La persona adulta mayor voluntaria y libremente manifestará su deseo de ingresar y permanecer en la institución.
  • En el cumplimiento de nuestra Misión y Visión, el personal de colaboradores estará en continuo proceso de formación para ofrecer una mejor atención en los servicios que se prestan.
  • En la institución serán admitidos como residentes, únicamente las personas de sesenta años o más. De forma excepcional podrá ingresar una persona menor de sesenta años, con la debida justificación y aprobación de la directora y el concepto del equipo interdisciplinario previa valoración.
  • La institución presta servicio de atención integral para persona mayor en cumplimiento a sus estatutos y aprobación de la Secretaria Distrital de Salud.
  • No podrán ingresar como residentes, personas que presenten alteraciones agudas de gravedad u otras patologías que requieran asistencia médica continua, o, permanente, o, que generen riesgos para la convivencia en comunidad.
  • En la institución se propende por el envejecimiento activo, además se promueve los encuentros inter-generacionales, permitiendo el acceso de personas de todas las edades, con las restricciones que puedan requerirse por razones de salud u otras que la institución crea conveniente.
  • Toda persona que ingrese debe acogerse a las normas establecidas por la Institución en el Manual de Convivencia, Reglamento Interno y demás políticas.
  • La institución en alas de mantener y aumentar la calidad en la prestación de los servicios a los residentes, por medio de la dirección buscará permanentemente realizar alianzas, convenios interinstitucionales en los sectores público y privado.
  • La reglamentación de funciones y directrices de cada uno de los cargos que existen en el Refugio Santa Ana, se encuentran plasmados en los estatutos y en los protocolos de cada servicio debidamente aprobados por la Secretaria Distrital de Salud de Medellín.
  • Los adultos mayores tendrán acceso equitativo a los servicios que requieren, acorde a sus necesidades y a los programas de atención integral de salud, en un ambiente que le brinde la oportunidad de ejercer sus derechos, participando en la toma de decisiones que le afecte.
  • En caso que se requiera de los servicios de un cuidador(a), por cambios en la salud física o mental del residente, éste deberá ser asumido por la familia o acudiente y presentado a la dirección y equipo interdisciplinario.
  • Por ningún motivo el residente puede tener medicamentos en la habitación ni auto-administrárselos, por lo que todo medicamento que ingrese a la institución (traído por familiares o en domicilios) se entregará en el servicio de enfermería para su administración. Sin excepción, se deberá presentar soporte médico para inicio o modificación del tratamiento
Device